Para este punto de nuestras vidas, suponemos que ya tienes una pareja estable con la cual decidiste crear una familia y por tanto, cuidar esta relación debe ser de las cosas más importantes para vivir felices. Muchas veces sin darnos cuenta, cometemos errores que poco a poco pueden dañar nuestra relación hasta hacerlo irreversible.

errores-de-pareja

Por ello, aquí te enumeramos 5 de los errores más comunes que cometemos y que podrían destrozar tu relación:

# 1 Esperar la Perfección

La perfección es un mito.

No se puede tener una relación perfecta. No puede ser una novia perfecta. No se puede esperar que un marido perfecto.

Se nos ha vendido la idea de que si nos encontramos con nuestra alma gemela, todo va a ser perfecto. Entonces, ¿qué sucede? Cuando nos damos cuenta de que nuestra pareja o nuestra relación tienen defectos, queremos salir corriendo, porque creemos que significa que no era el “indicado”.

Podemos permitir también que las opiniones de los demás sobre lo que debería ser una “relación perfecta” influencie la manera como vemos nuestra relación y cuando no da la talla, decidimos que algo debe estar mal. Tu relación seguramente es muy diferente a la de un cuento de hadas. Tú puedes decidir que dormir en camas separadas funciona mejor para los dos, porque descansan más – eso no quiere decir que tu relación es menos “perfecta” que la de cualquier otra persona.

Nadie y ninguna relación es perfecta y no podemos sostener a nuestra pareja, o una relación a esas normas de cuento de hadas.

# 2 No tomar un tiempo para ti

Todo el mundo necesita tiempo a solas, o por lo menos tiempo lejos de su pareja. Y aunque no creas que lo necesitas, apuesto a que tu otra mitad no se siente la misma manera.

Las parejas no deben estar pegados de la cadera – tienes que ser tu propia persona y tener tus propios intereses.

Así que si tu novio o novia planea una noche de fiesta con sus amigos, o pide un poco de tiempo a solas, no te asustes y no lo tomes como algo personal. Usa ese tiempo a tu favor y haz algo por ti mismo.

# 3 No pensar

Muchas veces tendemos a dejar escapar las cosas sin pensar, sobre todo si estamos molestos. Estas cosas nos pueden meter en muchos problemas. E incluso si tu pareja dice que te perdona, esas palabras todavía están por ahí – colgando en el aire para siempre.

Así que cuando estés enojado – antes de hablar, hazte un favor. Toma una pausa, respira y pregúntate: “¿Es lo que voy a decir inteligente, útil, necesario, y amable? Si no es así, mantén la boca cerrada.

# 4 Tratar de controlar o cambiar a nuestro ser querido

Este es uno importante.

Sé que todos “saben” que no debemos entrar en una relación esperando cambiar a alguien, pero inconscientemente tratamos todavía.

Tú quieres que todo sea de cierta manera (a tú manera para ser exactos), incluyendo a tu pareja. Así que al controlar la situación, lo que realmente estás haciendo es controlar o moldear las cosas a tu gusto. Cuando tratas de controlar o cambiar a alguien, estás enviando el mensaje de que no está bien la manera en la que ya es. ¿Es ese el mensaje que deseas estar enviando a la persona que amas?

# 5 Negar el sexo

El sexo es inevitable en las relaciones, especialmente en el matrimonio. No consideres el sexo como un favor y nunca lo niegues a manera de resistencia o protesta hacia tu pareja. Cuando a alguien en la pareja se le niega el sexo, él/ella puede sentirse herido y pueden tener menos interés en la relación.

Es mejor que resuelvan todos los problemas mediante una comunicación adecuada antes de entrar en la cama y empezar de nuevo con la satisfacción de la actividad sexual. Cuando alguien protesta al negar el sexo con él/ella, la persona puede buscar la satisfacción sexual en otra persona y la relación puede sufrir una ruptura.